La embarró Jorge Mesa



     Increíble que un diputado de alta espuela y trayectoria política como Jorge Mesa,  salga a descalificar con lenguaje vulgar, propio de personas incultas y groseras, las iniciativas del gobernador Sergio Fajardo de colaborar con el desarrollo de sus departamentos vecinos.

No solo queda muy mal parado ante la opinión pública el diputado Mesa, sino toda la Asamblea Departamental que sigue de capa caída ante la opinión pública. La imagen que proyecta frente a estas declaraciones, fuera de tono y sin argumentos no menoscaban únicamente la imagen y el prestigio de un personaje, sino de todos los 26 diputados que conforman esta corporación política.

Está claro que Antioquia como ente administrativo no puede invertir recursos en otros departamentos porque a un gobernador le pareció, pero también es cierto que mediante convenios y figuras autorizadas por la ley, es posible realizar inversiones donde las ventajas y las ganancias para ambas regiones sean viables. EPM es un ejemplo de ello.

Flaco favor le hizo Jorge Mesa a la asamblea y sus compañeros de debate, porque muchos diputados –acostumbrados a chantajear su apoyo al gobernador de turno a cambio de puestos o favores políticos- la están viendo negra con Fajardo, que no quiere aflojar un centímetro en esta coyuntura. Mesa  Le dio papaya al gobernador que bien puede aprovechar esta circunstancia a nivel político, para demostrar que tiene razón y reforzar sus argumentos sobre las pésimas, groseras y chantajistas costumbres de los politiqueros.

Lo mínimo que puede hacer Rodrigo Mesa es ofrecer disculpas por su salida en falso, de lo contrario, lo deberá hacer la Mesa Directiva.

Punto para Sergio Fajardo.

____________________________  


“Sembremos País” nuevo programa de televisión de Andrés Guerra



El diputado Andrés Guerra Hoyos lanzó este lunes en la ciudad su proyecto de televisión denominado “Sembremos País”, una forma diferente de hacer periodismo que aborda diferentes temas enmarcados dentro de lo cotidiano y donde sus protagonistas son en general, los personajes de la comunidad que tienen algo bueno o positivo para contar.
“Sembremos País” se estará emitiendo todos los domingos a las seis de la tarde por el canal Cosmovisión.

Diputado Andrés Guerra, ¿cuál es la idea con este programa, cuál es su alcance y objetivo?
-La idea es a largo plazo, es plasmar algo que está haciendo falta en política, que es  llevar a la política los cinco sentidos, a lo simple, a la cotidianidad, esa fue nuestra campaña y no podemos ser tan incoherentes con nuestros conceptos de vida y luego obtener una simple curul a la asamblea, empezar a cambiar esa forma y ese concepto de vida, es simplemente plasmar una forma de vida en un programa y en un proyecto político que esta amalgamado y que su génesis es sembremos país.
¿Cree usted como diputado cree que se pueda mejorar nuestra televisión regional?
-Yo invitaré a hacer un estudio, a que  hagamos una introspección entre los comunicadores, el mismo gobierno, las directivas de Teleantioquia y Telemedellín para ver qué resultados podemos sacar de un foro abierto sobre la televisión regional, a pesar de que ha tenido unos puntos muy altos porque hay que decirlo, Teleantioquia hoy es una marca del departamento, Telemedellín va caminando hacia esa misma marca en  la ciudad, pero creo que podemos dinamizar y reinventar la televisión y hablo no como diputado si no como comunicador social que soy.
¿Cuál es su invitación para que los televidentes conozcan esta nueva propuesta de televisión con el programa “Sembremos País”?
-Que me den la inmensa oportunidad de estar en el canal cosmovisión a las seis de la tarde los domingos, que me den la oportunidad de entrar a sus hogares y que conozcan la otra cara de Andrés Guerra y que  conozcan la problemática de Antioquia, sus necesidades y dificultades y lo que estamos buscando es noticia positiva, noticia regular que sea un equilibrio de lo que está pasando en la región.
¿Y los que tengan algo para contar a dónde se pueden comunicar o dirigir?
-Claro,  es fundamental, nosotros vamos a recorrer todo Antioquia y que nos reciban en las regiones y nos cuenten las historias, en la página www.sembremospais.com o en la oficina 402 de la Asamblea Departamental.



________________________________________________________________________

Una metida de patas

La reciente posesión del nuevo secretario de Seguridad de Medellín, Eduardo Rojas León, fue toda una metida de patas por donde se le mire, pero el gran peso de la responsabilidad le cabe a su equipo de comunicaciones, por dejar posesionar un funcionario de primera línea, sin la asesoría necesaria para entrenarlo en que puede y que no puede decir a los medios de comunicación. Su primera actividad debería ser la de  visitar al barrio la Sierra, que queda en la comuna nororiental,  para que despierte.



Porque afirmar que en Medellín no existen las fronteras invisibles o los enfrentamientos entre los combos, es una ingenuidad imperdonable, porque hasta los niños de cualquier barrio popular de Medellín ya juegan a eso. Para esos pequeños su primer gran sueño es poseer un arma de verdad.

Los cien días y una semana del gobierno del alcalde Aníbal Gaviria se enreda con estos funcionarios de los cuales nadie duda de su preparación, pero la verdad es que su perfil está muy claro dentro de la tecnología y los sistemas informáticos, pero en seguridad, ese solo es uno de los problemas, no el más crucial. Esperemos que sepan trabajar en equipo el secretario de Gobierno actual, -que ya está de por sí molesto porque lo deja sin funciones importantes- y el recién nombrado en la Secretaría de Seguridad.

Y con relación a las cifras que manejará nuestro nuevo secretario, a decir verdad no importa tanto discutir si en la ciudad existen cinco mil, cuatro mil o quinientos combos, bandas o sicarios, podría ser una sola banda, pero con la capacidad de poner en jaque a toda una ciudad, como lo fue en su momento la tenebrosa banda de la Terraza.

El problema es estructural, donde un alcalde siente la impotencia de no poder controlar este cáncer sin la ayuda de un equipo, fuerte, moderno y eficiente, donde estén comprometidas todas las fuerzas sociales, incluida le Iglesia que sigue tan calladita frente a estos problemas. Y aquí le cabe buena parte de la responsabilidad a la policía, que nadie niega hasta donde ha llegado su ineficiencia. Los mejores amigos de la policía en los barrios populares, son los integrantes de estos combos.

El sistema judicial, un aliado de primera línea para combatir este flagelo, tampoco es operativo a pesar del famoso estatuto de seguridad ciudadana promovido el año pasado por el propio presidente Santos. Los atracadores callejeros, los viciosos, los violadores, los que cargan armas son liberados a los pocos días porque el sistema no funciona (además las cárceles están a reventar) y los unos le echan la culpa a los otros, mientras los delincuentes se siguen burlando de la sociedad.

Nuestra clase dirigente, nuestros famosos cacaos paisas que en épocas anteriores mostraban un verdadero liderazgo social y que por esta época salen a mostrar sus brillantes cifras de utilidades en sus empresas, siguen insensibles a esta problemática, y están partidos en dos grandes bloques, colocando y respaldando candidatos presidenciales, alcaldes y gobernadores, pero solo para provecho propio, que se resume en una sola palabrita, la misma que casi quiebra a Bogotá: los contratos.

Por el momento no hay un verdadero líder con el poder suficiente para aglutinar la sociedad en un solo objetivo: la seguridad. Todos están demasiado ocupados en los negocios, incluyendo aquellos que alimentan y estimulan la ilegalidad.

No hay comentarios